Consejos

La temperatura del agua en el lavado, será tibia (36 - 37ºC).

En verano el pelo sufre mucho más que el resto del año principalmente por el sol, el cloro y la sal. Los cuidados mínimos serán la aplicación de una mascarilla nutritiva una vez por semana, aplicarse una generosa dosis de crema suavizante después de cada lavado y la aplicación de ampollas con aceites especiales para pelo seco cada 15 días.

Para que surtan mejor efecto estas ampollas, envuelva la cabeza en una toalla caliente y déjela actuar durante unos 20 minutos.